Cómo encontré mi bienestar: en 10 pasos

Si algo hemos aprendido en esta pandemia es que estar bien es mucho más que hacer ejercicio y comer saludable. Es cuidarse por dentro y por fuera para poder dar lo mejor de ti en todo lo que hagas.

Es por eso que junté mis mejores tips que te van a ayudar a conectarte con ese estado de felicidad y satisfacción que está dentro de ti.

  1. Reconocer

Lo primero que necesitamos tener claro para volver a nuestro equilibrio es saber qué nos está impidiendo estar satisfechos con nuestra vida. La manera más fácil en mi experiencia es escribir. Puedes tomar una hoja y empezar escribiendo: “querido diario, ” que es lo más típico, o de la forma que tú quieras, no hay reglas. Escribe lo que sientes, tus experiencias más recientes, lo que quieres y lo que sientes que debes dejar ir. Aunque no lo creas escribir ordena tus pensamientos y aparecen soluciones a problemas que nunca pensaste que existían.

2. Soltar y dejar ir

Ahora que ya sabes lo que tienes que trabajar debes permitirte dejarlos ir para seguir adelante con tu vida. Problemas familiares, amorosos, autoestima y muchos más que pueden existir en nuestra vida son inevitables y la mejor forma de enfrentarlos es primero quitarles el foco, nada es tan terrible una vez que te quitas el peso que llevas encima y confías en que desde ahora todo va a fluir como debe.

3. Aprende a usar la meditación a tu favor

La meditación puede dar un poco de miedo al principio. Estar sentada 10 minutos sin hacer nada , pensar nada suena poco confiable, pero por experiencia puedo decir que sirve. El beneficio principal que siento cuando medito es calma. A lo largo del día es mucho más fácil tomarse las cosas con calma cuando tienes un punto de referencia y te das cuenta que todo tiene solución. También te das cuenta que eres más positivo y ves la vida con otros ojos.

4. Ejercicio

Ahora que tenemos todo nuestro interior solucionado, nos podemos concentrar en cosas más externas. El ejercicio ,por ejemplo, es parte fundamental para encontrar nuestro bienestar. Es la forma más confiable de botar estrés, mejorar todos tus sistemas como el cardiaco o inmune y trabajar en ti misma. En si, el ejercicio es una lata en el momento porque implica un esfuerzo físico y todo, pero no conozco a nadie que no se sienta más feliz después de correr o hacer algún tipo de deporte.

5. Agua

estoy tomando agua y por eso me acordé, pero no se por qué cada vez que me acuerdo mi día es mucho mejor. Me siento más activa, más clara y mi hambre se estabiliza. Algo que si recomiendo es no enguatarse de agua. Toma cuando tengas sed y trata de hacerlo algo placentero y no un trabajo forzoso.

6. Alimentación

Parte fundamental de tu bienestar si o si. Aunque no lo creas, lo que comas afecta tu vida. Comer mal te pone a la larga de mal humor, tienes menos energía y problemas de salud. No queremos eso. Pero también comer muy “perfecto” nos aleja de eventos sociales, de la creatividad y de los placeres de la vida. Una forma muy saludable de pensar es: el balance. Ni un extremo ni el otro son saludables. Céntrate en tu día a día y encuentra la mejor opción con lo que tienes. No hay por qué hacer dietas sofisticadas que al final te complican la vida. Escucha tu cuerpo. Aprende a sentir cuando tienes hambre y cuando estás lleno ( requiere práctica ) y disfruta lo que comes. La mejor forma de estar satisfecho con lo que comas es disfrutar, sentir los sabores y comer lento.

7. Apariencia

Tu bienestar generalmente también se ve afectado por cómo te ves.

Si estás todo el día sin arreglarte y en pijama vas a sentirte diferente a cuando te arreglas y te preocupas por ti misma. Cuando te sientes bien por fuera eso también afecta tu estado de ánimo y cómo te presentas hacia otros. Por eso la próxima vez que te sientas bajo ánimo trata de arreglarte un poquito a tu manera y vas a sentirte 11/10.

8. Hablar

Estar encerrado mucho (como lo hemos echo en esta pandemia) es deprimente. Los seres humanos necesitamos conexión. Los problemas se alivianan, ya nada es tan terrible y una que otra sonrisa sale. Es super importante tener al menos una buena relación que te contenga y escuche tus problemas cuando te sientas perdido y no sepas qué hacer.

9. Salir al aire libre

La naturaleza es esencial para traer calma a tu vida. El ritmo en general de todo lo que está fuera es mucho más lento que la vida que acostumbramos a tener. Las hojas se mueven más lento y las olas también. Caminar, nadar, ir al cerro, todo lo que te desconecte va a ser de gran ayuda para encontrar esa desconexión que todos necesitamos de vez en cuando.

10. Actitud

Una vida de bienestar comienza contigo. Si tú la quieres la vas a lograr y nada ni nadie tiene el poder para detenerte. Estar bien no solo te ayuda a ti, si no que también a tus cercanos y seres queridos. La energía que tienes la transmites hacia afuera y traes no solo felicidad para ti si no que a otros también y todos salen ganando.

Bueno y si todo esto no sirve la vieja confiable es hacer una completada y poner Chayanne (nunca falla)

Espero que aunque sea uno de estos tips te sirva para vivir tu mejor vida, porque a mi me han servido y se que funcionan 😉

Muchos abrazos,

-Cata

El proceso de todo

Estas últimas semanas he estado muy pegada a mi teléfono y me estoy dando cuenta de lo destructoras que pueden llegar a ser las redes sociales mal usadas. Ver la vida de muchas personas a la vez puede llegar a ser deprimente y cansador. Te produce no poder conformarte con tu propia vida y siempre buscar lo siguiente o lo que te falta. Me cuesta encontrar esa energía que siempre he tenido y sé que necesito un espacio de desconexión para volver a experimentar mi vida segundo a segundo y ser dueña de ella no una simple espectadora. Llegué a ese límite que me estoy fijando más en lo superficial que en lo importante y necesito parar. Así que me lo permito. Dejando ir todas mis creencias y ansiedades por tener y tener y hacer que me están bloqueando mi poder de vivir mi propia vida.

Estando en el medio del hoyo, probablemente no haya un consejo confiable que les pueda dar además de volver a hacer las cosas que traen vida y dejar de tener tanta expectativa. Sin estos momentos de baja no aprenderíamos nada en esta vida y los buenos momentos no serían tan buenos si no tuviésemos situaciones con qué contrastarlos. Por eso no me arrepiento ni trato de tapar las cosas que siento en este momento, si no que, por el contrario, me permito sentirlas hasta que llegue un punto donde yo misma me dé cuenta de que la emoción tuvo su momento y sea hora de seguir adelante con lo que sea que venga.

A lo que voy contando mi experiencia es que todo en esta vida tiene su proceso. Las penas, los buenos momentos, los aprendizajes y los días. La tecnología que tenemos nos ha permitido disminuir ese tiempo que tienen los distintos procesos y nos hemos acostumbrado a tener las cosas rápido, a saber las cosas rápido, cuando en la vida real y en la naturaleza nada es así. Los árboles crecen a un ritmo, las nubes se mueven al suyo y todo tiene un tiempo perfecto que no podemos controlar. Y es por eso que hay que dejar ser. No reprimir las emociones, ni sobre exigirse (difícil), no luchar contra uno mismo ni apurar las cosas (también difícil). Porque como todo, nosotros también tenemos nuestros propios procesos, que a su vez tienen su propio tiempo y si los dejamos seguir su ritmo disfrutamos mucho más de ellos y nos dan más satisfacción que seguir buscando siempre lo que sigue.

En conclusión espero que algo de mi experiencia les ayude a encontrar alguna solución o motivación en la suya.

me despido con mucho cariño,

-Cata<3

“El ritmo de la vida”

“La vida hay que vivirla lento, paso a paso, sin apurarse. Dejarse un tiempo para pensar, porque pensar muy rápido no es bueno.

La vida es muy corta, si la vives muy rápido no vas a dejar mucho de ti, mientras que si la haces lenta vas a poder dejar mucho de ti.

ConsejoDeVida: Alegría, ser alegre, dar cariño, alegre , las cosas con alegría pasan más lento. Una persona alegre es una persona más feliz y lleva menos en la espalda.

No hagas cosas malas, chuecas te traen puro problema. Haz las cosas bien y evita llenarte de problemas. esto no significa que no te vas a equivocar, porque la buena intención se puede también malinterpretar. ” Soledad Matte, 73 años

Girl Talk: Inseguridades I

Es muy difícil mirarse al espejo y no encontrarse algo que quieras mejorar. Tu pelo medio seco, esas espinillas en el pecho que son casi imposibles de sacar o el rollito de la felicidad. Son “defectos” decimos, inseguridades y partes de nosotras que queremos esconder…

Pero la vida es mucho más que eso. Es más que nuestros defectos, es más que nuestro exterior y merecemos disfrutarla sea como sea que nos veamos por fuera.

Y por qué? Porque la verdad está. Nunca vamos a ser perfectas. Pero perfectas definiendo perfección en función de ideales que no existen. Todos tienen su propia proyección de lo que significa ser superior y por eso mismo es que nunca vamos a poder complacer a todos, ni siquiera cerca. Si fuese posible nos veríamos todos iguales y la vida sería probablemente fomísima. Así que aprovechemos eso, aprovechemos que todas somos únicas en este mundo y expresémonos así tal cual.

Te invito a leer estos pequeños y simples tips que me han ayudado a liberarme de las opiniones externas y encontrar quién soy.

1. La Comparación

Una palabra fuerte, que trae infinitos recuerdos de situaciones donde fuimos reducidos a una simple característica o un simple atributo.

Tengo mejores notas que, pero soy más linda que, deberías ser más como o por qué no soy cómo.

Muchas críticas de lo malo que es compararse, pero no es más que eso. Una comparación. Un pensamiento y tú misma puedes cambiarlo. Por el simple hecho de ser una persona consciente que puede pensar lo que te plazca.

Sí, puede que no seas tan “linda” como Juanita, pero tienes otras cosas que te hacen fina. Puede que seas la más chistosa, cariñosa o buenísima cocinar que existe y no necesitas ser la más linda para destacar en ninguna de esas cosas. Muchas veces nos comparamos, es verdad, pero no somos individuos con una sola característica. Tenemos millones. Hobbies, estudios, habilidades, deportes, artes, ciencias, y millones más de cosas en las que podemos ser buenos. Para qué deprimirnos por no ser una cosa cuando podemos ser tantas otras. No te cierres, ábrete y vas a descubrir lo linda que puede ser la vida cuando te atreves a probar en lo que TÚ eres buena.

Algo que aprendí hace poco es que la comparación es en verdad buenarda. Te permite encontrar tu propia identidad, riqueza y atributos. La única forma de ser únicos y diferentes es en realidad compararnos con otros. Ver lo que me molesta para saber quién soy y lo que me gusta para implementarlo en mi vida y crecer. Nada es más enriquecedor que interactuar, opinar y aprender de los otros y compararlo con nuestra experiencia.

Y solo te invito a probar, a verte en el otro y descubrir quién tú eres, sin juzgar y abierta a lo que sea que te traiga tu camino. Se trata de un cambio de perspectiva, otra forma de ver la vida distinta a la que estamos acostumbrados a escuchar.

Bueno, eso es lo que puedo decir el día de hoy.

Obviamente quedaron asombrados por la información brígida que les acabo de compartir.

Por mientras cuídense mucho y les mando dos abrazos.

Atentamente,

Cata ♡

El sol de la mañana

Una cosa que he aprendido estas primeras semanas de frío es aprovechar al máximo las horas que entra el sol por la ventana. Juro por mi vida que mejora mi ánimo y me hace muy feliz. Ponerse en la ventana y leer un libro o tomarse algo calentito es lo mejor que hay en el mundo. Investigué un poco esta cosa y descubrí por qué tomar sol es algo que todos deberíamos agregar a nuestras rutinas diarias y algunas cosas que ya las sabía, pero otras encontré que eran bien interesantes.

Vitamina D3: Tomar sol tiene millones de beneficios. Desde mejorar tu ánimo 🙂 hasta fortalecer tu sistema inmune. Regula la producción de aceite en la piel, por eso en el verano tenemos menos espinillas 😉 y en general nuestra piel se ve mucho mejor. Otro beneficiazo es que balancea los receptores de dopamina, regulando nuestro estado de ánimo. Si haz estado un poco deprimida o decaída últimamente, tomar un poco de sol te va a animar. Por último , y no menos importante, ayuda al cuerpo a absorber calcio, ayudándote a fortalecer los huesos y prevenir la osteoporosis.

Tip: Si es invierno o no tienes donde te llegue el sol recomiendo mucho algún suplemento de vitamina D. Yo tomo uno en spray muy bueno que va debajo de la lengua y se absorbe mucho más rápido. (la venden en internet)

Cosas así de simples son las que nos traen pequeños momentos de felicidad en el día, que nos permiten estar bien para nosotras mismas y los que nos rodean. Porque, sí, es importante preocuparse por una misma, pero no olvidemos que no estamos solas en este mundo y todo lo que hacemos también afecta nuestro alrededor.

Espero que encuentren solcito en este invierno,

muchos abrazos y saludos 🙂

Cata

Otra moda

Cada vez más sabemos lo que pasa detrás de la industria de la moda. Contaminación, malos tratos y vidas miserables son ejemplos de de las consecuencias que tiene hacer cantidades de ropa que ( a veces ) no usamos ni un año.

De a poco han aparecido tiendas que son más sustentables y orgánicas, que han logrado cambiar las prioridades que tenemos en cuanto al origen y composición de nuestra ropa. A pesar de esto, seguimos rodeadas constantemente de nuevos diseños y nueva moda que va cambiando tan rápido , que a veces es casi imposible seguirla. Sin embargo este no es el problema, creo yo. El problema es la ropa que tiramos, porque ya no está de moda, porque era de tan mala calidad que duró dos fiestas y se deshilachó entera o porque ya no me gusta.

Hemos perdido el valor de la ropa y nos olvidamos de todo el proceso, todo el esfuerzo que hay detrás decida pieza de ropa.

Millones de manos forman parte de todo lo que tienes en tu clóset: costureras, transportistas, empacadores, supervisores, pilotos, vendedores y muchos más. Cada persona pone lo mejor que puede para que tú tengas esa pollera que tanto te gusta o esas patas inservibles que no usas hace años. Lo que para nosotras es una simple polera blanca probablemente fue el trabajo de una señora en Vietnam que hace 100 mil iguales a la semana para poder recibir un mini sueldo que le permitirá comer y pagar sus cuentas. Y así con toda la ropa que no “valoramos” y está ahí como relleno.

Por eso creo que nuestra mentalidad podría cambiar. Agradecer un poco más esa chaqueta que usamos para todo o esos jeans que nos hacen ver el medio poto, y los hacerlos durar un poco más. Pensar en la ropa a largo plazo. Comprar piezas de ropa que nos representen y que sean tan nosotras, que no sea necesario reemplazarlas cada vez que cambie la moda a tu alrededor. Desarrollemos nuestro estilo conscientemente con cosas que nos van a durar hasta que no den más y tengan hoyos.

Tal vez es tan fácil como eso. Innovar con lo que tenemos y pensar en nuevas formas de usarlo sin tener que salir a comprar más de lo que en verdad no necesitamos. Otras formas de ayudar son comprar en tiendas como la ropa usada y esas cosas, que igual son entretenidas. Por lo menos con mi abuela y mis primas gozábamos ir a la ropa americana donde SIEMPRE terminábamos encontrando algo y no se porque pero duran mucho más que lo que me he comprado en Forever 21, por ejemplo.

Como conclusión… denle vuelta a lo que tienen y disfrútenlo. A veces no nos damos ni cuenta de lo que tenemos y terminamos comprando cosas que ya teníamos o muy parecidas. Menos y mejor, vale más que mucho y malo.

p.d. intercámbiese ropa con sus mamás, abuelas o amigas, es muy choro.

Atentamente

-Cata

Volviendo a lo simple: cocinar

El aburrimiento trae grandes ideas y una de las que se me ocurrió hace poco es cocinar. La felicidad que produce hacer algo rico y que a la gente le guste es insuperable. Preparar los ingredientes, probar la masa, meterla al horno y ver cómo se va transformando en algo rico es algo que la tecnología no puede replicar. Compartirlo con tu familia, amigas o (si todo sale mal) con tu perro es una experiencia muy valiosa que te queda para siempre. Seguro tienes por ahí muchos recuerdos de estar cocinando galletas con tus amigas, un kuchen con tu abuela o brownies un día viernes.

Te invito a volver a recrear esos momentos. A dejar un rato de ver qué están haciendo los otros y crear tus propios recuerdos, porque la vida pasa y por qué no hacer ahora lo que en un futuro vamos a recordar con tanto cariño y alegría.

Les dejo una simple receta del típico queque de vainilla para que se motiven y vuelvan a oler ese olorcito que sale cuando está en el horno.

Receta

QUEQUE BÁSICO DE VAINILLA

★★★★3.1 from 376 reviews

Perfecto con una taza de té o leche con plátano.

  • Author: Pilar Hernandez
  • Prep Time: 30 minutes
  • Cook Time: 40 minutes
  • Total Time: 1 hour 20 minutes
  • Yield: 12 
  • Category: Once

INGREDIENTES:

  • 4 cucharadas de mantequilla sin sal a temperatura ambiente, o aceite
  • 1 taza de azúcar granulada
  • 2 huevos a temperatura ambiente
  • pizca de sal (omitir si usan mantequilla con sal)
  • 1 cucharadita de vainilla
  • ralladura de limón, naranja, opcional
  • 2 tazas de harina sin polvos de hornear
  • 2 cucharaditas de polvos de hornear
  • 1 taza de leche o yogurt natural, vainilla

Para el glace:

  • 1 1/2 taza de azúcar flor
  • 2 cucharadas de mantequilla derretida
  • 1 cucharadita de vainilla, jugo de limón o extracto de almendra
  • 1–2 cucharadas de leche

INSTRUCCIONES:

  1. Precalentar el horno a 350F o 180C.
  2. Enmantequillar y luego enharinar un molde de queque (8-10 tazas de capacidad), golpearlo de cabeza un par de veces para botar el harina sobrante.
  3. En un bol amplio batir con un tenedor la mantequilla y el azúcar hasta que se forme una pasta, agregar un huevo, revolver con movimientos circulares hasta que obtengan una crema, agregar el otro huevo, repetir.
  4. Agregar la pizca de sal, vainilla y ralladura si usan. Revolver bien.
  5. Agregar 1 taza de harina y los polvos de hornear revolver gentilmente con movimientos circulares unas 5 veces.
  6. Agregar la leche y seguir revolviendo hasta obtener una crema.
  7. Agregar el harina restante y revolver gentilmente hasta que se incorpore. No revolver demasiado para que no les quede duro el queque, si quedan algunos grumos no importa.
  8. Volcar el batido en el molde y hornear por 35-40 minutos hasta que este dorado y al enterrar un palito este salga limpio.
  9. Dejar enfriar fuera del horno por 10 minutos, desmoldar.
  10. Si desean decorarlo esperar hasta que este completamente frío.
  11. Guardar bien envuelto por hasta 3 días. También lo pueden cortar en trozos y congelar por hasta 3 meses.

NOTAS:

Para el glacé: En un bol pequeño mezclar todo hasta obtener la consistencia deseada. Con una cuchara dejarlo caer sobre el queque ya frío, espolvorear con chispitas de colores, chocolate o nueces picadas.

Escrito con mucho cariño,

-Cata

Volviendo a lo simple: llamadas

Es tan fácil mandar un mensaje para saber cómo está alguien o preguntar algo. Nos toma un segundo de nuestra vida y solo hay que esperar que el otro responda cuando tenga tiempo. Es muy cómodo. Sin embargo , el exceso de esta forma de comunicación nos juega en contra. Es muy difícil expresar un mensaje en palabras sin que el otro lo pueda malinterpretar. Me ha pasado mil veces, he tenido que dar millones de explicaciones y me he tenido que dar cuenta que los sentimientos definitivamente no funcionan por chat. La solución? Llamar. Es tan fácil, pero no lo hacemos lo suficiente. El poder que tiene la voz es mucho más poderosa que un chat bien escrito. Hablar por teléfono te produce sensaciones, emociones, mientras que leer un jajaj puede significar una “risa” interna pero tu expresión facial es nula. Volvamos a llamar más, escuchémonos y compartamos con la gente que más queremos. Una simple llamada vale más que mil wasaps.

p.d: me refiero a hablar por teléfono con nuestros seres queridos, cualquier otro tipo de mensaje claramente es mucho mejor por watsap.

muchos abrazos grandes y saludos

-Cata

Volviendo a lo simple: leer

No se por qué, pero me he dado cuenta que se me hace cada vez más difícil terminarme un libro. Prefiero mil veces más ver ese capítulo más de mi serie o quedarme pegada en Instagram, literalmente. Sin embargo, esta cuarentena me propuse cambiar. Todavía está el libro en mi velador sin terminar, pero por lo menos avancé la introducción. Este pequeño cambio me hizo acordarme todo lo que leía cuando no tenía todas las distracciones que existen ahora. Me podía terminar sagas sin darme cuenta. ¿Qué pasó? No se, pero la felicidad de abrir un nuevo libro e ir de a poco avanzando sigue ahí.

Pruébalo, no tiene por qué ser tu medio libro, puede ser una revista, un libro de recetas o tu diario de vida de hace mil años. La idea es leer algo físico, que puedas tocar y dar vuelta las páginas.

Beneficios: Estás 100% en el presente y no se por qué, pero te sientes más inteligente cuando te terminas un libro, especialmente si son esos de autoayuda que “resuelven” toda tu vida.

TipSoulHeart: La música de fondo es clave.

Abrazos apretados y saludos,

-Cata

Es natural

Deberíamos amarnos, querernos, valorarnos, deberíamos pensar muchas cosas de nosotras mismas, pero…

Es natural.

Es natural tener inseguridades, y que importa,

es natural no sentirse 24/7 la más linda del mundo, y que importa

es natural mirarse al espejo y solo ver tus imperfecciones, y que importa.

A veces me siento culpable por no estar bien todo el tiempo y creo que no tiene porqué ser así. Todas vivimos experiencias totalmente distintas y hacemos lo mejor que podemos en su momento. A veces pasa nomas. Van a haber días que nos vamos a sentir muy seguras de nosotras mismas y otros donde no vamos a querer ni salir de nuestra cama. Y es parte de la vida. Vivir altos y bajos. No tiene por qué ser todo blanco o todo negro. Es posible encontrar un punto gris, donde disfrutemos sentirnos a gusto la mayor parte del tiempo y aprendamos a tener momentos que no queramos ni vernos al espejo. Lo que nos hace fuertes al final del día es la manera en que superamos esos bajos.

No esperen perfección, porque del error y la imperfección se crece y se aprende mucho más de lo que pensamos.

Por eso la próxima vez que te encuentres analizándote mucho y preguntándote qué es lo que estás haciendo mal, aprovecha ese momento y permítete cambiar y moverte a situaciones que tal vez necesitaban un mal momento para llegar a tu vida.

musha suerte,

-Cata 🙂